EDUCACION CANINA EN POSITIVO. INTRODUCCION.

Posted in: BLOG, EDUCACION
Tags: , ,
Amigos en Setter Rescue Desde Setter Rescue, una de les mayores preocupaciones es que cuando nuestros animales sean adoptados, su integración con su nueva familia y el entorno sea lo más fácil y rápida posible. Por eso trabajamos con ellos para equilibrarlos y prepararlos para su nuevo hogar. A pesar de todo, siempre hay algunos aspectos que a veces no podemos controlar, ya que no podemos estar 100% seguros que se adaptarán completamente el nuevo hogar. Por eso, hemos pensado que, sería interesante publicar algunos artículos para dar algunos consejos de educación canina y ayudar a resolver esos pequeños aspectos para que su adaptación sea completa. No queremos suplir el trabajo que hacen los educadores caninos, tan solo dar alguna pauta para entender mejor a nuestros compañeros y disfrutar con ellos. Precisamente, estos pequeños artículos nos los han facilitado educadores que colaboran con nosotros. Aquí os dejamos el primero de estos artículos. EDUCACION CANINA EN POSITIVO. INTRODUCCION. La Educación Canina en Positivo es un modelo de educación basado en el refuerzo positivo, en el que no se utilizan los castigos ni las correcciones. El método consiste en recompensar o reforzar los comportamientos que nos gustan de nuestros perros e ignorar los comportamientos que no nos gustan. Hay varias maneras de recompensar a nuestro perro puede ser con comida, caricias, un juguete... solamente el simple hecho de prestarle atención para el perro ya es algo reforzante, por lo tanto tenemos que ignorar los comportamientos no deseados y no reforzarlos mediante correcciones o castigos ya que así solo conseguimos empeorar la situación. Los perros son grandes observadores y aprenden por asociación, eso quiere decir: si hago esto, ocurre aquello... si premiamos los comportamientos que nos gustan, el perro tendrá tendencia a repetirlos, sin embargo si castigamos o corregimos los que no nos gustan, el perro aprenderá a evitarlos ante nuestra presencia, pero no vamos a solucionar el problema. En definitiva, lo que es importante o preocupante para nosotros también lo es para nuestros perros, nosotros somos su referente, por lo tanto tendríamos que mirarnos primero a nosotros mismos, qué es lo que estamos haciendo y si estamos influyendo en el comportamiento de nuestro perro. No quisiera terminar sin este simple y claro ejemplo: mi perra, desde edad muy temprana, se comía las cacas... yo intentaba que no se las comiera, bien anticipándome a su acción o bien poniéndome al lado de la caca evitando con mis piernas que se la comiera, la situación era más bien cómica... también si la pillaba comiéndose una, iba para allá gritando y corriendo cosa que hacía que mi perra aún se la comiera más rápido, ya que interpretaba que se la iba a quitar... pues bien, mi perra dejó de comerse las cacas cuando a mi me dejó de importar que se las comiera... aquél día aprendí la importancia de ignorar y no prestar atención a los comportamientos no deseados, si queremos que estos se extingan... Rafael Langarika Fontcuberta (Setter Rescue / Shelters in Calm)

There are no comments published yet.

Leave a Comment

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options