SER CASA DE ACOGIDA

Posted in: BLOG, COLABORA, REFLEXIONES
Tags: , , ,
TIMON piedraTIMÓN, un jovenzuelo que a pesar de su corta edad –no llega al año– ha pasado por situaciones muy duras: TIMÓN fue salvado de morir ahogado cuando en las pasadas inundaciones que hubo en Navarra, fue rescatado de una zona de huertas por gente que, viendo cómo se estaba desbordando el río, se preocupó por los animales que pudiera haber por allí encerrados o atados a casetas y acudió a su rescate. TIMÓN había sido abandonado por su dueño atado a una piedra, por supuesto no con intención de que no se ahogara –atado a la piedra no habría tenido ninguna probabilidad de hacerlo–, sino de que no lo hiciera dentro de la que durante su corta vida había sido probablemente su única morada: una caseta. Setter Rescue decidió hacerse cargo de él y lo cuidó hasta que hace una semana vino a mi casa en acogida. El cambio que experimenta un perro –y cualquier animal– durante su estancia en una familia de acogida es algo espectacular. TIMÓN nunca había estado en una ciudad, todos los ruidos le resultaban desconocidos y para él eran una amenaza en potencia. Cada dos pasos se paraba tratando de identificar cada ruido que oía y valorar si era peligroso para él o no. Su caminar era indeciso, inseguro, con el rabo bajo y escondido entre las patas, como esperando que a la mínima de cambio apareciera algún peligro. TIMON piedraNo conocía lo qué era una caricia, el cariño, un sofá, los juguetes para perros –-no sabía qué hacer con ellos–... Vistas sus reacciones, lo que sí debía conocer bien era lo qué eran los gritos y parece que también los golpes, ya que si en algún momento le levantas un poco la voz, en seguida se agacha como esperando lo que pueda venir detrás. También conocía bien el hambre a juzgar por su delgadez. Tras una semana en casa TIMÓN está comenzando a ser perro: ha empezado a jugar con alguno de los juguetes de mis otros perros, viene a reclamar sus dosis de mimos, ha descubierto lo qué es un sofa y que se está muy cómodo tumbado encima jajajaja, tiene algo más de confianza en sí mismo cuando va por la calle, incluso ya va marcando los arbolillos que se encuentra para decirles a los demás que aquello es suyo , cosa que antes no hacía. Se ha dado cuenta que también hay humanos en los que se puede confiar, y que estos le agasajan con mimos; que el que en un momento dado yo me pueda enfadar con él no quiere decir que vaya a recibir un golpe; que le gustan los mimos, que los puede pedir y se le dan; que necesita el contacto; que existe mucho más mundo que solo aquella caseta... Está descubriendo tantísimas cosas que resultaría difícil plasmarlas aquí todas. Pero sí que hay una que en cierto modo recoge un poco la esencia de todas ellas: está descubriendo LA FELICIDAD!! TIMON piedra Todo esto es lo que le aporta a un perro una casa de acogida, pero... ¿qué es lo que me aporta a mí? Para mí es una alegría enorme el ver día a día los pequeños progresos, porque el cambio se va produciendo de día en día. Como amante de los animales, el saber que simplemente con ofrecerle un hogar temporal mientras encuentra su familia definitiva estoy contribuyendo a que un ser inocente, y noble se vaya desarrollando en todas sus facetas y ayudándolo a saber lo qué es la felicidad me produce una inmensa satisfacción. Verlos disfrutar es algo grande que me hace muy feliz. Pero no es solo eso; ellos también me enseñan. Me enseñan lo que es la capacidad de superación –el pasar de una situación de pánico (así es como estaba cuando se le rescató) a mostrarse tranquilo y relajado–; que es posible dejar atrás el pasado para aprender a disfrutar del presente, del aquí y ahora, sin pensar en el futuro; me enseñan lo qué significa la entrega total y absoluta, porque eso es lo que ellos hacen conmigo desde el minuto cero, entregarse a mí en cuerpo y alma. A todo lo anterior hay que sumarle todo el cariño que te dan, que, si ya de normal todos los perros dan mucho, en el caso de los que han tenido una vida difícil yo creo que este se multiplica, ya que no dejan de verte como su salvadora, y por ello te están eternamente agradecidos, al menos esa es mi experiencia con los perros de acogida que han pasado por mi casa. De verdad que es una experiencia altamente satisfactoria y os animo a que la experimentéis. Asun Ekiza, su familia de acogida.

There are no comments published yet.

Leave a Comment

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options